Como afecta el agua a nuestro estado de ánimo

Cuando vemos que nuestro médico y otros especialistas no dejan de recomendar el adoptar una buena rutina para beber agua, hemos de ser conscientes de que no solo beneficia a nuestra salud, sino que también lo hace en otros ámbitos de nuestro día a día. Uno del que no solemos percatarnos es nuestro estado de ánimo.

Entre la infinidad de ventajas que nos aporta, tales como: regulación de la temperatura, mejora de migrañas, hacer que nuestra piel luzca más saludable, colaborar en la digestión, mejorar la concentración, etc… también se encuentra la mejora del estado anímico.

 

agua estado de animo

Hidratarnos para prevenir dolencias

Si no bebemos suficiente agua de forma diaria, una de las principales consecuencias que empezaremos a sufrir son los dolores de cabeza, calambres, adormecimiento de extremidades… en un principio este tipo de dolencias no son realmente graves, pero sí que resultan muy molestas.

Es habitual que pasemos por alto el hecho de que la solución a estas molestias sea tan sencilla como beber agua. Si tenemos a mano una fuente de agua fresca y de calidad, estos problemas pueden prevenirse, y evitaremos falta de concentración, errores de memoria, molestias físicas y por tanto que nuestro estado de ánimo decaiga.

El agua como remedio contra el mal humor

La recomendación general es beber 2 litros de agua al día. Esta cantidad nos permite realizar las actividades diarias con mayor facilidad, sintiéndonos menos fatigados y con la certeza de que nuestro organismo funcionará de forma correcta.

Recordemos que la actividad de nuestras neuronas es eléctrica y está generada gracias a descargas eléctricas de distintos minerales, los cuales necesitan el agua para que estas se puedan producir.

 

agua estado de animo

 

Recordemos, eso sí, que la famosa regla de los 8 vasos de agua diarios no es siempre cierta. La hidratación diaria dependerá de otros factores como el peso de la persona, el clima y la cantidad de esfuerzo físico llevado a cabo entre otros.

Tampoco es lo más recomendable el beber mucha agua de golpe. Trata de repartir la ingesta a lo largo del día, comenzando por un vaso al levantarte.

La mejor recomendación es tener siempre cerca un dispensador de agua recién filtrada, ya sea en casa o en tu lugar de trabajo, de forma que tengas la certeza de estar bebiendo un agua de la mejor calidad libre de elementos externos que puedan restar beneficios a sus propiedades naturales.

Recuerda que en Dinae Aqua tenemos un gran catálogo de máquinas de agua recién filtradas conectadas a tu red, con lo que no dependerás de pesados garrafones.

 

www.dinaeaqua.com
http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379

Ubago by Dinae Aqua