Agua osmotizada para ayudar a regular nuestra temperatura

El agua que ingerimos diariamente afecta a innumerables funciones de nuestro organismo. Hemos repasado en otras ocasiones algunas de estas funciones, muchas ellas de una importancia vital, pero hoy queremos ver cómo nos afecta el agua a la hora de regular nuestra temperatura corporal.

Existen diferentes factores que pueden llevar a variar la temperatura de nuestro cuerpo. El ejercicio físico y la intensidad del mismo por ejemplo es uno de ellos, otros serían la cantidad de ropa que usemos, el volumen de nuestro cuerpo o la temperatura que haga. Para poder equilibrar la temperatura, nuestro organismo realiza diferentes procesos que tratan de estabilizarnos en unos 37ºC.

 

agua osmotizada

El sudor como respuesta a la subida de temperatura

Si la temperatura empieza a subir, el hipotálamo, la parte de nuestro cerebro encargada de controlar la temperatura, avisa a nuestro cuerpo para que comience a sudar.

Aquí es cuando entra en funcionamiento el agua. El sudor está formado principalmente de este elemento junto con otras sustancias en menor cantidad como amoníaco, urea, sales y azúcar. El amoníaco y la urea en concreto son desechos de nuestro organismo.

Es importante una correcta hidratación para no perder demasiada agua a través de la piel. Por ello Dinae Aqua recomienda consumir más de dos litros de agua, preferentemente agua osmotizada, como las que ofrecen sus máquinas de agua incluso antes de notar la sensación de sed.

 

agua osmotizada

 

Una vez el sudor sale al exterior a través de nuestros poros y entra en contacto con el aire, este se evapora. Es entonces, durante el proceso de evaporación, cuando nosotros nos enfriamos y nuestra temperatura empieza a descender.

Como decimos, es de vital importancia ir reponiendo esta agua que eliminamos, especialmente en días de mucha calor o durante esfuerzos físicos de gran intensidad.

Podemos llegar a perder hasta un litro y medio de sudor cada hora y para que se pueda evaporar un gramo de sudor es necesario 0,58 kcal.

Hay que mencionar que con la edad nuestras glándulas sudoríparas van envejeciendo y dejan de cumplir su función correctamente. La capacidad de sudar es menor cuando vamos llegando a la tercera edad y es por esto que las personas mayores tienen más probabilidades de sufrir un golpe de calor, especialmente en verano cuando las temperaturas son más altas.

Debemos mentalizarnos que para hacer frente a épocas de altas temperaturas, como las que iremos viviendo a partir de estas fechas, la hidratación continua es fundamental. Contar para ello con un dispensador de agua osmotizada en casa o en el lugar de trabajo asegura que estemos bien hidratados y además que estaremos consumiendo agua de gran calidad, baja en sodio y de mineralización débil.

Consulta con nosotros para que te asesoremos sin compromiso:

www.dinaeaqua.com
http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379

Ubago by Dinae Aqua

ubagodinae-aqua