Dispensadores de agua en el gimnasio: hidratarse antes, durante y después de hacer ejercicio

Nuestra rutina diaria en el gimnasio es importante; calentamos, estiramos, levantamos pesas, realizamos ejercicios cardiovasculares y con ello buscamos quemar grasas y definir mejor nuestro tono muscular.

Pero toda esta actividad física requiere que estemos perfectamente hidratados, ya que durante los ejercicios, especialmente aquellos que son de mucha intensidad, iremos perdiendo agua y consecuentemente, nuestro rendimiento físico irá cayendo.

 

dispensador de agua gimnasio

La mejor forma de realizar la hidratación durante nuestras sesiones de entrenamiento en el gimnasio es la de ingerir pequeños sorbos de agua en los descansos entre una serie de ejercicios y la siguiente. Recordad que no debemos esperar a sentir la sed para beber, ya que en ese momento ya nos encontraremos en el proceso de deshidratación.

Lo que no es recomendable hacer, es realizar grandes ingestas de agua, ya que esto podría aumentar nuestra presión arterial y hacernos sufrir mareos, dolores de cabeza, etc…

Si tu gimnasio dispone de un dispensador de agua recién filtrada, no dudes en acudir a él siempre que sea necesario. Estarás consumiendo agua de calidad, fresca y que no ha sido almacenada, con lo que podrás hidratarte con total tranquilidad y confianza.

Los problemas de no beber mientras realizamos ejercicios

De forma errónea, algunos piensan que no beber mientras se realizan ejercicios de pesas se conseguirá mayor resistencia o fuerza.  Lógicamente esto es una gran mentira, ya que lo único que podremos conseguir es sufrir un aumento de la presión arterial, algo que puede llegar a ser peligroso.

 

 

Si empezamos a sufrir los efectos de la deshidratación mientras seguimos realizando ejercicios intensos, nuestras células no recibirán todo el oxígeno y nutrientes que necesitan, con las consecuencias que ya hemos mencionado.

Hemólisis, las consecuencias de abusar del agua

El caso opuesto al comentado es el de ingerir demasiada agua. Hemos indicado que hacer esto puede acarrear desde dolores de cabeza hasta mareos, pudiendo darse el caso de sufrir hemólisis, un efecto que viene dado por el exceso de agua en el medio donde se mueven nuestras células al tiempo que se crea un medio hipotónico (por el esfuerzo realizado durante el ejercicio físico).

La hemólisis es lo que ocasionará el aumento de la presión arterial debido al mayor flujo de agua en el plasma sanguíneo y por tanto a una mayor presión en las paredes de nuestras arterias.

 

dispensador de agua gimnasio

 

Finalizando nuestro entrenamiento con agua de calidad en las dosis adecuadas

Para concluir nuestro entrenamiento, debemos mantener el ritmo de ingerir agua a pequeños sorbos. Esto debe realizarse durante varios minutos, ya sea de camino a casa, en la ducha, etc… Es importante no caer en el abuso del agua en estos momentos, a pesar de que nuestra sed haya aumentado.

Si te gustaría disfrutar de los beneficios de un dispensador de agua en tu gimnasio, no dudes en contactar con nosotros para que te informemos de los mejores modelos adaptados a tu negocio.

 

www.dinaeaqua.com
http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379

Ubago by Dinae Aqua