Beneficios de los dispensadores de agua pobre en sodio

El agua tratada y purificada por osmosis a traves de los dispensadores de agua de Dinae Aqua, tiene entre sus beneficios ser pobre en sodio.

Como sabemos y ya comentamos en este artículo de nuestro blog, el sodio es importante para el correcto funcionamiento de nuestro organismo ya que interviene en numerosas funciones. Pero no debemos abusar de él de forma diaria, especialmente las personas con hipertensión.

El agua baja en sodio nos ayuda a cuidarnos por dentro, evitando el exceso de sal y contribuyendo de esta forma a seguir una dieta equilibrada.

dispensador de agua baja en sodio

Otro de los problemas habituales de consumir sal en exceso es el de la retención de líquidos. Consumir agua pobre en sodio como la de los dispensadores de agua ofrecidos por Dinae Aqua y hacer deporte habitualmente hará que evitemos este problema y que mejoremos nuestro estado físico. Sin duda tu cuerpo te lo agradecerá.

Dieta baja en sodio para mejorar nuestra salud

Algunos consejos básicos para hacer que nuestra dieta sea más saludable controlando el consumo de sal, son los siguientes:

– Disminuye el consumo diario de sodio a unos 2.000 mg.
– Selecciona bien los alimentos que compras consultando las etiquetas para saber cuanto sodio incluye cada uno.
– Los vegetales, legumbres, cereales, arroz, etc… son comidas con un alto contenido en fibra, lo que puede ayudarte a reducir el nivel de colesterol en sangre. Además incluyen antioxidantes naturales, lo que reduce el riesgo a enfermedades cardiovasculares.
– Y por supuesto evita el sobrepeso con una dieta baja en grasa. Reduce las calorías que ingieras de forma diaria y haz ejercicio de forma regular.

Si a todo esto añades el hábito de beber agua baja en sodio, como la de los dispensadores de agua osmotizada de Dinae Aqua, estarás contribuyendo a que tu organismo se fortalezca.

dispensador de agua baja en sodio

La diabetes, por ejemplo, es una enfermedad que requiere controlar entre otras cosas el consumo de sodio alimentario. Beber agua pobre en sodio contribuye a este control y favorece nuestra salud cardíaca.

Los trastornos digestivos también pueden venir dados por un exceso de sodio, ya que daña la mucosa gastrointestinal. Una vez más el agua baja en sodio nos protege de este problema.

En general puede costar un poco que nuestro gusto se adapte al cambio cuando iniciamos una dieta baja en sodio. Pero una vez nos acostumbremos a ello no lo echaremos en falta y los numerosos beneficios bien habrán valido el esfuerzo.

Para informarte sobre cualquier asunto relacionado con nuestros dispensadores de agua, tanto para hogar como para empresa u HORECA, contacta con nosotros a través de nuestra web, teléfono o email:

www.dinaeaqua.com http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379