Funciones del agua en nuestro organismo y ventajas del agua purificada

Nuestro cuerpo recibe el agua de forma externa. Es decir, debemos ingerirla con los alimentos o mediante la ingestión directa de líquidos. Sólo una mínima parte del agua de nuestro organismo es agua metabólica.
Al formar parte de prácticamente todas las funciones del cuerpo, es fundamental cuidar la calidad del agua que consumimos. Y en este sentido es el agua purificada la que mejor ayuda a nuestro bienestar y salud.

salud-agua

¿En qué procesos participa el agua y a que ayuda el agua purificada?

Son innumerables los procesos en los que el agua participa, así que detallaremos únicamente algunos de los más importantes:
– La sangre está compuesta en un 92% de agua, un consumo constante de agua de calidad se hace fundamental para que nuestra sangre funcione adecuadamente.
– La mayor parte del cerebro es agua (un 75%), y la deshidratación puede llevarnos a sufrir dolores de cabeza y mareos.
– Es el agua la que regula nuestra temperatura corporal.
– Huesos y músculos tienen una alta composición de agua, el agua purificada ayuda a que nuestros órganos se mantengan en mejor estado gracias a la ausencia de elementos perjudiciales.
– El agua ayuda a convertir en energía los alimentos y a que nuestro cuerpo absorba los nutrientes.
– Además nos aporta minerales fundamentales que necesitamos como el manganeso, cobalto, magnesio y cobre.
– Estar bien hidratados es de gran importancia para nuestras articulaciones y órganos ya que el agua funciona como amortiguador de todos ellos.
– El oxígeno y los nutrientes que llegan a todas nuestras células es transportado por el agua, y además estas células están compuesta mayoritariamente por agua. Es este otro motivo importante por el que debemos consumir agua de calidad, agua purificada u osmotizada.
– El agua tiene una función bioquímica de gran importancia, ya que es el medio en el que se dan las reacciones metabólicas.

 

agua-osmotizada
Con estos ejemplos podemos ver la importancia capital que tiene el agua en nuestros cuerpos, sin embargo, aunque dependemos tanto de ella, nuestro organismo es incapaz de sintetizarla en grandes cantidades o de almacenarla, motivo por el cual debemos hidratarnos continuamente. El agua es con diferencia el nutriente que debemos consumir en mayores cantidades de forma diaria y cuidar el agua que consumimos es de enorme importancia, siendo el agua purificada la más recomendada para mantener una buena salud. La pérdida de tan solo un 1% o un 2% del agua de nuestro cuerpo afecta a la regulación de temperatura, a los sistemas cardiovascular y respiratorio y limita nuestra capacidad física y mental.
Todas estas cualidades excepcionales del agua se deben a su estructura y composición, que le otorgan propiedades físicas y químicas que la hacen fundamental para la homeostasis, buen funcionamiento y estructura de las células y tejidos de nuestro cuerpo.