La importancia del agua en la preparación del té

Quizá nunca te hayas parado a pensarlo, pero ¿has probado el mismo tipo de té con agua del grifo sin filtrar y con agua recién filtrada? Te invitamos a que hagas el experimento para que aprecies de primera mano la enorme diferencia de sabor existente.

 

importancia agua te

Esto sucede en prácticamente todos los casos, pero más aún en aquellas regiones donde el agua del grifo cuenta con un sabor más pronunciado. Su composición, acidez y por supuesto la dureza de la misma influye notablemente en el resultado final.

Por todo esto, no se recomienda el uso de agua del grifo sin filtrar para preparar el té. Disponer de una máquina de agua que pueda filtrarla al momento se convierte en algo indispensable si queremos saborear nuestras infusiones con todas sus propiedades.

Para que te hagas una idea, el agua más dura suele afectar al té en su aroma, especialmente a los que son de bajo contenido en taninos, mientras que las aguas blandas dotan al sabor de un mayor amargor. Si el nivel de carbonato cálcico del agua es demasiado alto, se creará una película en la superficie de nuestra infusión.

Cuidar el nivel de pH del agua también es importante. El nivel ideal ronda los 7, lo que dotará al té de un tono claro. Si la cifra es inferior, el agua será algo más ácida y el color más pálido. Por el contrario, si la cifra supera el 7, tendremos un té alcalino de un color más oscuro.

 

agua en el te

 

Recuerda también que para preparar un buen té, el agua nunca debe llegar a hervir del todo. Si hierve, estaremos rompiendo las moléculas de oxígeno contenida en el agua y perderemos buena parte de la calidad de la misma, quedando un té más turbio a la vista.

Cada té necesita su temperatura óptima para apreciar a la perfección su aroma, sabor y propiedades. Así, los tés verdes no necesitan más de 80ºC y los tés blancos entre 70 y 80ºC.

El té siempre con agua recién filtrada

Nuestro consejo es que para la preparación del mejor té, te decantes siempre por un dispensador de agua como los que ofrecemos en Dinae Aqua. Ciudades como Palma de Mallorca, Barcelona o Valencia, son bien conocidas por la baja calidad de su agua del grifo, gracias a estas máquinas conseguirás mejorar el sabor y eliminar todos los componentes indeseados del agua, lo que se traducirá en infusiones mucho más puras.