En diferentes artículos publicados anteriormente hemos hablado de agua dura y agua blanda. Estos términos hacen referencia a la concentración de minerales disueltos en el agua. La cal concretamente afecta mucho a la dureza del agua y los problemas de contar con agua dura (es decir, con mucha concentración de cal) pueden ser bastantes en nuestro día a día.

En ocasiones los efectos de la cal del agua pueden no apreciarse a simple vista, pero aún asi resultan muy dañinos.

Hablamos por ejemplo de la oxidación de las tuberías de nuestra vivienda. La cal con el tiempo produce obstrucción y va dejando un rastro que termina por acumularse en nuestras cañerías.

Otro efecto negativo que es más visible es el de las marcas blancas. Podemos encontrarlas en lavabos, grifos, bañeras, etc.. y siempre resultan muy difíciles de limpiar.

 

Además estas marcas pueden aparecer en la ropa ya que la cal impide que el jabón que utilizamos para lavar se disuelva correctamente. Además reduce la capacidad de limpiar de nuestro detergente y nos obligará a utilizar una mayor cantidad de él para conseguir un resultado óptimo.

Cuando la cal se deposita en nuestras prendas encontraremos las famosas manchas blancas y además notaremos que estas pierden su suavidad original, pasando a ser más ásperas.

Algunos electrodomésticos como los lavavajillas y las lavadoras pueden llegar a sufrir averías a causa de la acumulación de cal.

Y en cuanto a nuestra higiene personal, la cal provoca una mayor sequedad en la piel y el pelo, haciéndose especialmente notable en las personas con piel sensible. En las zonas con agua muy dura esto puede generar en problemas cutáneos.

 

 

En cuanto al agua que consumimos, la cal le otorga un sabor desagradable que podemos eliminar gracias a los dispensadores de agua recién filtrada. Además cuando la concentración es muy alta no resultará beneficiosa para la salud, por lo que es importante utilizar métodos de descalcificación previamente al consumo del agua.

Con todo esto, queda claro que si en nuestro hogar disponemos de un agua dura y no ponemos remedio en reducir su dureza, podemos estar hablando de pérdidas de dinero a causa de un aumento de gastos, además de que deberemos tener cuidado con ciertos elementos que pueden ser contraproducentes para nuestra salud.

Desde Dinae Aqua te invitamos a que consultes nuestros descalcificadores domésticos así como nuestra amplia variedad de dispensadores de agua purificada tanto para hogar como para oficina y horeca.

Estamos a tu disposición en:

www.dinaeaqua.com
http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379

Guardar

36.71823206868748, -4.449266899999998
dinaeaqua

Entradas recientes

Descalcificador y sus beneficios en el hogar

La instalación de un descalcificador no tiene por qué ser siempre en las empresas o…

1 mes hace

Greenpeace contra el Plástico ¿y las empresas?

Greenpeace se choca directamente contra las grandes multinacionales para protestar contra los abusos que realizan…

2 meses hace

Cloración salina en las piscinas de los hoteles, sus 5 ventajas.

A continuación os mostraremos las 5 ventajas de la cloración salina para hoteles. La cloración…

3 meses hace

CONSULTA PÚBLICA para el RD.- Que establece la calidad del consumo público de agua..

Se pretende la colaboración/opinión de los ciudadanos, organizaciones y asociaciones potencialmente afectados por la futura…

4 meses hace

¡EL AGUA POTABLE Y EL SANEAMIENTO SON UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL!

El Parlamento Europeo (PE) aprueba nueva Directiva sobre agua potable, que facilitará el acceso a…

7 meses hace

Más de 100 Asociaciones crean un manifiesto para el reconocimiento profesional.

Más de cien asociaciones, entre ellas Aqua España, se ponen de acuerdo para crear un…

7 meses hace