¿Qué es el Agua Dura?

Definición

El “agua dura o calcacea” es aquella que contiene un gran número de minerales y sobretodo mucha cal.

Originalmente el agua que viene de la lluvia es agua blanda que se convierte en dura una vez se filtra por el suelo y recoge todo tipo de minerales (sales magnesio y calcio).

¿Cómo afecta el agua dura en nuestro día a día?

El agua se trata para que sea segura para beber, pero sigue siendo dura al llegar a su hogar. Este agua dura, al calentarse crea depósitos de cal que afecta directamente a nuestros electrodomésticos como los termos, las planchas, se comprueba fácilmente los filtros de los grifos, las lavadoras, sistemas de riegos y un largo etcétera. Ya que cuando la cal se deposita en las resistencias hace de aislante y el efecto es que necesita un mayor gasto de energía para calentar.

El agua con mucha dureza nos provoca trastornos a la hora de la limpieza ya que la cal se queda en las superficies por donde pasa dejando manchas blancas, haciendo que necesitemos más detergente tanto para el friegaplatos, la lavadora o la limpieza de cabello. El agua dura puede agravar afecciones de la piel como el eccema.

Por supuesto, en Dinae Aqua tenemos soluciones eficientes para Urbanizaciones, casas particulares, si necesita información le atenderemos encantados.

5 Ideas de Recetas Refrescantes para Sorprender

De las numerosas formas que existen para refrescarse, la que es la más sana y fácil es la del agua. Sin duda el agua osmotizada es una pasada el sabor que ofrece comparado con las de agua embotellada o de la red. Pero con estos datos que te ofrecemos te convertirás en el mejor anfitrión de una manera sencilla, barata y muy muy sana.

 

Todos los médicos, nutricionistas y preparadores físicos coinciden que el mejor refresco para todos los públicos es el agua, un cuerpo sano debe ingerir entre 1,5 a 3 litros de agua diarios dependiendo de la actividad física y de las necesidades de cada uno.

Para que estimular el consumo de agua entre tus familiares, empleados o clientes y encima sorprenderles de una amera y divertida, te aconsejamos partir de unas bases: que el agua esté fresca, una buena presentación y un envase preferiblemente de cristal o cerámica y porcelana.

 

 

  • El Cítrico: Se trata del se puede utilizar diversas frutas (lima, limón, pomelo, naranja, mandarina, etc) lo normal es cortarlas en rodajas, pero si deseas un sabor más ácido con la cáscara es más que suficiente.
  • Frutas: Hay numerosas frutas que le dan un sabor y colorido al agua muy suculento, a nosotros nos gusta dejar en rodajas las manzanas verdes, fresas, coco, piña, melón o sandia. Sin embargo los frutos del bosque nos gusta dejarlos enteros, frambuesa, arándanos, la cereza o la endrina son espectaculares.
  • Hierbas: Un toque distinto y muy especial, los vegetales que nunca fallan son la hierba buena, el pepino y la albahaca. Pero después tenemos en la chistera un par de ellos que sorprenderán, como es el romero o el tomillo.
  • Especias: El añadir especias al agua parece un poco raro, pero cuando la pruebas te das cuenta que es tan delicado y sutil que no podrás prescindir de ellas nuestras especias favoritas son el anís estrellado, canela, regaliz
  • Cóctel: Lo más atrevidos son aquellos que realizan mezclas de varios de ellos, por ejemplo los cítricos con la hierba buena o la albahaca ligan muy bien. Aunque una mezcla que está teniendo gran éxito es la de la cítrico anís estrellado y hierba buena o menta.

 

Las únicas claves son el lavar bien los productos, que el agua sea de calidad, que esté fresca y que el reciente sea el adecuado.