Ósmosis inversa para evitar los contaminantes en el agua

De manera habitual podemos encontrar más de ochenta contaminantes distintos en el agua que representan un riesgo para nuestra salud. Muchos de ellos son difíciles de detectar, y pasarán desapercibidos para nosotros, como por ejemplo bacterias, metales pesados o agentes patógenos. Saltando la alarma únicamente cuando empiezan a darse los primeros casos de enfermedad.

 

bacterias en el agua

El método recomendado como más eficaz para eliminar todos estos contaminantes es la ósmosis inversa, un sistema que acaba con todas las partículas disueltas en el agua mediante una membrana que actúa como filtro. De esta forma tendremos la total seguridad de estar consumiendo agua de calidad libre de nitratos, pesticidas o metales.

¿Cuáles son esas sustancias nocivas presentes en el agua?

A continuación os enumeraremos algunas de las sustancias que encontramos de forma más habitual en el agua y que son perjudiciales para el ser humano:

  • Bacterias: En cualquier suministro de agua podemos encontrar bacterias, aunque sólo un limitado número de ellas puedes causarnos daño a los humanos. Un ejemplo de este tipo de bacterias nocivas es el E.coli.
    No es extraño que el agua que circula en las proximidades de algunas granjas de ganado se infecten de E.coli. Situaciones concretas como la lluvia intensa, puede provocar que ciertos residuos contaminen el agua, teniendo a posteriori graves efectos como fiebre y vómitos en las personas.
  • Arsénico: El uso del arsénico en pesticidas, así como la actividad minera o determinadas condiciones geoquímicas en acuíferos pueden provocar que este metal pesado llegue al agua que consumimos.

Este contaminante, en casos de larga exposición, puede provocar cáncer de vejiga, próstata, pulmón o riñón, siendo además muy contraproducente cuando es consumida por embarazadas por la forma en la que puede afectar al feto.

  • Nitratos: Las sustancias químicas que encontramos en fertilizantes, abonos y otro tipo de residuos líquidos, al ser trasladadas por la lluvia a las vías fluviales, pueden acabar transformándose en nitratos y contaminando este tipo de suministros de agua potable.

Una única exposición a este contaminante puede provocar afecciones médicas agudas a las pocas horas de su consumo, por lo que su nivel es medido y controlado. La OMS sitúa el valor seguro de consumo de nitratos en humanos en los 50 miligramos por litro.

 

plomo en el agua

 

  • Plomo: Otro metal pesado que actúa como contaminante es el plomo. Podemos localizarlo en los suministros municipales de agua y tiene su origen en las infraestructuras de edificios antiguos, que incluían este tipo de metal.
    Afecta especialmente a niños en edad de crecimiento, ya que puede absorberlo más fácilmente.

Como ya mencionábamos al inicio del artículo, la mejor barrera para protegernos de todas estas sustancias, es un sistema de ósmosis, como los ofertados por Dinae Aqua y que están totalmente adaptados a hogar, oficinas u horeca. Empiece a ofrecer agua de calidad, libre de sabores y olores extraños, a familiares, clientes y trabajadores.

 

www.dinaeaqua.com
http://aguanature.es/
Teléfono: 902 200 009 – 670 566 379

Ubago by Dinae Aqua